Relato Corto presentado a “Cunchillos en Breve” (38)

NECESITO UNA FARMACIA

Y se me hizo tarde. Aquel día había sido un completo desastre. Luego de terminar con las labores estudiantiles, tuve que seguir mi búsqueda en internet sobre un tema particular para mí. No hubo problema en ello, y tras escribir las palabras correctas en el computador, links aparecieron en cantidad. Sólo buscaba información, pero fue más que eso.

Rápidamente, cogí las llaves, abrí la puerta de mi auto y salí. Encendí las luces, y con visión borrosa, no respeté las señales del tránsito. Algunas cuadras anduve derecho, otras, sin percatarme, doblé, sin respetar semáforos. Me fue imposible dar con el paradero de la farmacia, y es que en el pueblo de “Cunchillos” conducir un automóvil con cuidado durante la noche es tarea de todos. Seguí derecho, acelerador a fondo, freno de mano desenganchado, retiro mi pie del embrague, palanca de cambio en primera marcha y sigo mi búsqueda, incesante por aquellos recónditos lugares que hoy son conocidos para mí. ¿Paradero cerca?, Dí con la farmacia, la cual a esas horas estaba cerrada. Tuve que volver a mi hogar sin la medicina que buscaba.

Felipe Andrés Vergara Unda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s