Relato Corto presentado a “Cunchillos en Breve” (34)

MALA NOCHE… DE BODAS

1- El coche de novios se detiene frente a la casa, situada frente a la Iglesia de San Miguel Arcangel de Cunchillos. Ambos descienden del vehículo, bajo una intensa lluvia, se cogen de la mano y corren por el jardín hasta llegar a la puerta de casa. Él busca la llave entre sus bolsillos sin acabar de encontrarla, ella se impacienta. Al fin la encuentra, abre la puerta. Antes de pasar al interior él la coge en brazos, ella le rodea el cuello y acceden a la vivienda.

2-Una vez dentro él se tambalea ante el peso de ella, la deposita sobre el sillón, se miran, se sonríen y se besan. A continuación él se dirige a la cocina, antes de abrir la nevera nota como si alguien, una sobra oscura, se desplazara por el jardín. Va hacia la ventana se asoma, ha dejado de llover. Mira a un lado y otro pero no observa nada fuera de lo normal. Se dirige de nuevo a la nevera, la abre y extrae una botella de cava y dos copas. Ella conecta el equipo de música y se dirige escaleras arriba al piso superior para preparar un relajante baño. Suena una melodía romántica.

3- Ella entra en el cuarto de baño, descorre la cortina y se sienta en el borde de la bañera, sin reparar en las dos personas que hay en un extremo. Abre el grifo, comprueba con una de sus manos la temperatura del agua y echa unes sales.

4- Reunidos de nuevo en el salón él descorcha el cava, el tapón sale disparado, y parte del líquido se desparrama manchándoles parte de sus ropas, aunque no parece importarles. Ella aguanta las copas mientras él, las llena. Luego, entrelazan los brazos beben y ríen. A continuación comienzan a bailar un vals, se miran cara a cara, se sonríen, se besan una y otra vez cada con más pasión.

5- Una hora después apuran el último trago del cava, ambos ríen achispados, se besan largamente, mientras se produce un fuerte relámpago que los deja a oscuras. En principio no parece preocuparles tal hecho y continúan besándose incluso parece que prefieren estar a oscuras. De pronto, la radio se enciende. Ellos se miran extrañados, ya que los plomos han saltado. En el piso de arriba escuchan pasos y ruidos. Empiezan a mostrarse preocupados. Ella más que él, pero él la abraza protector para tranquilizarla y al parecer, este hecho lo calma también a él. Cuando empiezan a tranquilizarse y a no dar importancia a lo sucedido, se escuchan risas macabras que de nuevo provienen del piso de arriba. Más tarde oyen un alarido largo y prolongado.

6- Los dos corren desesperadamente al teléfono pero se dan cuenta que no hay línea. Miran al exterior y observan en el jardín, una sombra con un cuchillo alargado en una de sus manos ensangrentadas. El intruso se dirige a la puerta de entrada e intenta acceder a la puerta. Ella se precipita sobre la mesita de la entrada y alcanza las llaves para cerrar la puerta, además corre el pestillo de seguridad. Los dos se quedan juntos, cogidos de la mano mirando fijamente a la puerta y respirando angustiosamente. La angustia crece al comprobar cómo el intruso está intentando forzar la cerradura, parece que no lo consigue y eso les da unos instantes de calma, aunque enseguida empiezan a escuchar golpes en la puerta, como si el intruso tratara de abrirse paso a golpes de hacha.

7- Ella coge una linterna que hay en la mesita del teléfono y se precipitan escaleras arriba para refugiarse en la habitación. A media escalera encuentran una cabeza humana con los ojos muy abiertos. Ambos sienten unas enormes arcadas, se tapan la boca y continúan subiendo. Ella tropieza con uno de los escalones y cae, él parece no darse cuenta y sigue corriendo hasta que un grito de ella le advierte de tal hecho. Él corre hacia ella la recoge y ambos corren hasta llegar a su habitación. En la puerta hay un cartel escrito con sangre que pone “MORIREIS” No se atreven a entrar en la habitación, aunque esa fuese si primera intención.

8- Al verse acorralados deciden refugiarse en el baño del piso superior, pero la puerta no se puede abrir. Ambos la empujan hasta que cede cayéndose de bruces en el interior del cuarto de baño. Se ponen en pie, ella cierra la puerta y el cerrojo, él coge el mueble tocador y lo atraviesa frente a la puerta. Ella empieza a gemir y a llorar, él la consuela a pesar de tener tanto miedo como ella. Se sientan apoyando sus espaldas al mueble que bloquea la puerta. Él la abraza, ella se refugia en su pecho, pasan unos minutos en calma, parece que ya todo ha acabado.

9- De pronto a través de la cortina de la ducha ven unas sombras moviéndose empuñando un cuchillo uno de ellos y lo que parece un hacha el otro. Vuelven a estar en tensión, ella le aprieta la mano, grita, él se levanta dispuesto ya, a enfrentarse a lo que sea. Ella toma la iniciativa, agarra el sacador lo enchufa y lo lanza al interior de la bañera. Se oyen gritos y ven a través de la cortina los espasmos de los dos intrusos que acaban derrumbándose. Ella se abraza a él, él la consuela.

La Puerta del baño empieza a ser aporreada pero esta vez las voces les son familiares, se separan. El aparta el mueble que bloqueaba la puerta mientras ella se acerca a la bañera. Al unísono él abre la puerta, ella descorre la cortina y los dos se enfrentan a la dura realidad. Él se encuentra en el umbral, de frente, a su hermano y su mejor amigo. Ella encuentra electrocutados en la bañera a su hermana y a su novio, empieza a gritar histérica, habría preferido que la pesada broma hubiese sido real.

FIN

El Marginado de la clase

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s