Relato Corto presentado a “Cunchillos en Breve” (24)

FLORES DE AMOR

Prendían fuego en Cunchillos geranios en el vuelco meritorio de encender la vida, y yo otorgaba cerezos al suelo prendido de besos.

¿Será que las cosas van acomodando rosas y pidiendo amor?

No lo sé.

Pero si sabía que no podía ni quería enterrar mis días de pasión sin renovar esa canción de arrullos claros de gracias en ser simplemente Mujer.

La hora indicaba el movimiento sonoro de entenderes en ocasos de furiosa rabia de comprender que no puede olvidar mi alma de Mujer el persuasivo insistente cautivante esmero de reír entre flores tan frescas como perfume enamorado de nardos tan blancos como la gota cristal de lluvia en tierra buena.

Si alguna vez pudiese cometer el ramillete en flor de un amor que no puede enterrar en olvidos, andaría prendiendo cerillas sin viento para aturdir los ocasos de nubes de amor.

Hoy como ayer y siempre el idilio otoñal de frescas mansas magnolias en flor.

Anda revoloteando el día tan luminoso como mis ayeres.

No todo puede ocultar el exilio menester de noches de arrullo en cañas de viento fresco, como hierbas en atardecer.

Y… anda pidiendo flores

Nadie puede medir la noche oculta de sueños en flores, cuando la luna en viento de seda anda cabizbaja pidiendo mareas.

¿Sera que todos tenemos tono para encontrar la música sin espera?, me dije una tarde a mí misma encontrando sabores sin mediodías.

Y así continuando la loca esmerada intrigante madrugada donde perdí el chal negro sin el ocaso del verano que envuelto en sales de marea pedí caminar sobre mis propias mareas. Me ame como integra Mujer que soñadora no pierde el deseo de lealtad a quien ha sido un amor sin verano.

Tiembla mi mano en ramillete de geranios frescos cual magnolia de blanca sapiencia de no cometer el delirio insensato de no avanzar por la vida.

Y yo…. sin mentirme ni amarme como muchacha bonita camino al altar, ando revoloteando en frescas magnolias de flores de amor.

¿Sera que la vida tiene ese color?

En aromas sin viejos enceres anda el baile de la vida cual flor que en geranio enrojecido por el sol pide lluvia fresca.

Y yo… riego las flores en plena primavera con todo mi Amor.

Silvia Alejandra Garro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s