Relato Corto presentado a “Cunchillos en Breve” (21)

ÉL ESTÁ EN LA ESCUELA

Vivimos en un país donde las personas equivocadas son continuamente las encargadas de dar las noticias duras. Donde gente que se volvió experta por su trayectoria de vida y no por sus estudios es la que tiene que buscar entre los bolsillos del herido con la esperanza de encontrar una credencial, un teléfono sin contraseña, algo que deje en claro quién es y como comunicarle a alguien lo que está sucediendo.

Fue eso lo que paso en el caso de Sergio, un estudiante de Cunchillos. La enfermera en la ambulancia lo escuchaba llamar por su madre en medio de tanto dolor, y teniéndole algo de compasión busco en sus bolsillos un teléfono. Y lo encontró.

-Buenos días, señora. Le hablo desde el celular de su hijo ¿es su hijo un castaño, alto? No sabemos aun su nombre, pero me encuentro con él.

-¿De qué habla? ¿Cómo no saben su nombre? ¿Está teniendo Sergio algún problema en la escuela?

-Mi nombre es Martha, señora. Soy enfermera y estoy en la ambulancia con su hijo; vamos camino al hospital más cercano. Esta grave. Me gustaría que escuchara su voz al teléfono.

-¿De qué habla? ¿Se desmayo en educación física? ¿Está mi hijo bien?

-Señora, llego la hora de tranquilizarse y escuchar. Su hijo tuvo un accidente automovilístico, los otros tres muchachitos con los que iba ya habían fallecido cuando llegamos. Su hijo esta grave, le agradecería que pudiéramos vernos en el hospital pero primero dejemos que él escuche su voz al teléfono.

-Disculpe, creo que se equivoca. Mi hijo está en la escuela ¿Es este uno de esos intentos de estafa?

Y después de eso la madre de Sergio colgó.

La enfermera suspiro, ese no era su trabajo, hablar con las madres de chicos irresponsables no era su trabajo. Le pagaban muy poco para lo que hacía, había decidido ser enfermera por las mismas nobles razones que todos, pero no se sentía tan noble en cuanto a adolescentes mentirosos se refiere, no en cuanto a adolescentes mentirosos que debían estar en clases. Escucho a Sergio llamar a su madre unas cuantas veces más antes de rendirse en la batalla que es la vida.

Susana confiaba en su hijo, confiaba en su hijo de verdad y ciegamente, fue por ello que no le preocupó para nada la llamada. Susana sabía que no tenía la clase de hijo que se saltaba clases para subir al coche de un amigo, que no se saltaba clases para ir a tomar. Susana se sabía conocedora de las buenas calificaciones de su hijo, de lo responsable que era, de que la respetaba lo suficiente como para no mentirle en lo que a su educación se refiere. Susana no sabía la clase de hijo que tenía.

Y fue así como a las autoridades de Cunchillos les costó otras tres horas estar seguros del nombre del muchacho y de su madre, y encargaron a alguien de ir a buscarla para que reconociera el cuerpo.

*Ding dong*

-Voy- gritó Susana

-Buenos días, Señora. Vengo con noticias importantes ¿es su hijo Sergio Juarez?- Dijo el asombrado y aburrido señor, ya acostumbrado a dar las malas noticias.

-Es mi hijo ¿qué sucede? – pregunto Susana, ya un poco alarmada.

-¿No gustaría sentarse y preparar un poco de té?- dijo el cansado hombre.

-Estoy bien donde estoy- le contesto Susana, poniéndose firme para lo que estuviera por venir.

-Sergio López falleció hoy en una ambulancia en el Km. 37 de la carretera, víctima de un accidente automovilístico en un coche negro perteneciente a Jesús Hernández, uno de sus compañeros de escuela que falleció hoy junto con dos muchachos más minutos antes que su hijo.

-Creo que se equivoca, Sr.-dijo una mujer demasiado débil para aceptar la realidad, demasiado débil para enfrentar otra desgracia después de la pérdida de su esposo- mi hijo acaba de salir de la escuela, su autobús debe llegar en cualquier momento.

-Ya hemos llamado a la escuela para confirmar que su hijo no asistir el día hoy.

-Eso es imposible, yo misma lo deje en la puerta y espere a que entrara para irme.

-Pues debió salirse después de eso-dijo el hombre con el sombrero entre las manos, ya cansado de la terquedad de la señora- podremos estar seguros si me acompaña a reconocer el cuerpo.

-Debo estar aquí con la comida lista para cuando mi hijo llegue-dijo Susana, que veía ya el camino de la escuela venir- mire, ahorita bajara él.

Pero Sergio no bajo. Y todos los chicos adentro del autobús miraron a su madre de forma lúgubre, algunos incluso con lágrimas en los ojos; sabían lo que había pasado, conocían a Sergio, acababan de perder a un amigo y ver también los sorprendidos ojos de una madre que nunca podría tener a su hijo de vuelta. Esa fue una lección de buen comportamiento que ninguno de los chicos del autobús pudo llegar a olvidar alguna vez.

-No entiendo, mi hijo estaba en la escuela-dijo Susana, ya un poco desesperada.

-Señora- susurro el ya apenado hombre- podría…

-¡No voy a ir con usted a ningún lado!-grito Susana- ¡Mi hijo estaba en la escuela! ¡TENÍA QUE ESTAR EN LA ESCUELA!

-Y usted tuvo que estar con él al teléfono los últimos minutos, usted no debió colgarle a la enfermera. No todos hacemos siempre lo que debemos hacer, todos tomamos decisiones estúpidas; deje de tomarlas y venga conmigo.

-Mi hijo tiene que llegar en cualquier momento, debo estar aquí con la comida lista- susurró

Susana, aun negándose a aceptar la realidad.

-Su hijo llamo por usted sus últimos minutos de vida, deje de evadirlo y venga a verlo conmigo.

-Es que usted no entiende, Señor. Yo deje a Sergio en la puerta de la escuela.

-Voy a irme, Sra. pero alguien va a venir en lugar de mí, y quizá sea más cruel. Lo mejor para usted seria venir ahora.

-¡NO LO ENTIENDE, NO PUEDO IRME DE AQUI!

-Me despido, Sra.

-Es que usted no lo entiende, yo lo deje en la puerta de la escuela- susurro al vacío la Señora Susana.

Claudia Excaret Santos Campusano

(Twitter de Claudia Excaret)

(Tumblr de Claudia Excaret)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s